Ortodoncia y cirugía ortognática: Nuestros casos

La Ortodoncia es capaz de mover los dientes dentro de unos límites que nos da el hueso.

Cuando la ortodoncia no es capaz de hacer engranar los dientes correctamente dentro de los parámetros de los huesos, hay que realizar un tratamiento combinado de ortodoncia con cirugía ortognática. La ortodoncia colocará los dientes dentro del hueso, y la cirugía es la que hará que el paciente muerda correctamente.

En líneas generales, el paciente llevará la ortodoncia, antes durante y después de la cirugía; antes, porque necesitamos alienar los dientes y colocarlos en una posición específica para que el cirujano pueda realizar su procedimiento; durante, porque el cirujano necesita de los brackets como puntos de apoyo para realizar la cirugía y después de la cirugía, ya que nos servirán de escayola para que el hueso se fije.

La cirugía ortognática trae muchos beneficios como: mejorar la respiración y las vías aéreas, evita futuros problemas de ATM y genera una buena oclusión y función dental.

Por eso es necesario principalmente un buen diagnóstico, para saber cuál es el mejor camino para tu problema. A continuación, presentamos un caso nuestro, donde la paciente presenta una deficiencia del crecimiento del maxilar (arcada superior):

Se le realizó una cirugía de avance maxilar y una mentoplastia.

Nuestros casos - Clinicagoya38.com

 

Nuestros casos - Clinicagoya38.com

 

Si deseas más información sobre nuestros tratamientos de cirugía y ortodoncia dental, puedes solicitarla AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *